sábado, diciembre 02, 2006

Empezar otro pequeño mundo (con Christian Bobin)

Lo que parece que empieza tan sólo continúa, dice Christian Bobin en "Autorretrato con radiador".

Hoy estaba decidido a pasar la tarde sobre el tejado de mi casa mirando las nubes. Una vez arriba, me apeteció garabatear algo en Los Mundos Pequeños, y aquí estoy. Barcelona está taponándose de nubes, y el frío se hace notar sobre el tejado, así que he vuelto a bajar.

Esta mañana recibí la invitación de Pepa, y me pareció buena idea. Al fin y al cabo, es la excusa perfecta escribir instantáneas.

Esta tarde, decididamente, uno espera una llamada telefónica. Una lituana que desaparece por momentos. Uno sube al tejado y vuelve a bajar, y podría incluso efectuar esa operación varias veces.

Resulta extraño que un tipo como Bobin, que ha publicado más de cuarenta libros, afirme que "escribe sobre flores".

"A la pregunta siempre embarazosa: ¿qué estás escribiendo ahora?, respondo que escribo sobre flores, y que otro día elegiré un tema todavía más nimio, más humilde si cabe. Una taza de café solo. Las aventuras de una flor de cerezo."

Es un libro luminoso, ingenuo, concebido por una vocación marcadamente contemplativa, y muy llevadero. Planteado en forma de diario, podría encajar perfectamente en "Los mundos pequeños".

Esto se está pareciendo a una crítica literaria. Nada que me guste menos. Sólo que este libro tiene ese aire (no casual) de escritura transitoria, de manojo de instantáneas. Luego es algo más.

Mi hermano tenía una mesa muy grande y blanca sobre la que pintarrajeaba cosas.

Decididamente hoy no estoy para escribir.

La superficie de la mesa estaba plagada de instantáneas aparentemente banales. Antes de largarse, dejó aquella tabla en pleno apogeo. Hay de todo. Recuerdo una frase: "Me vuelvo majareta, fijo". Habría que preguntarle qué opina ahora. ¿De qué estoy hablando?

Bobin tiene una manera impracticable de hablar de felicidad. Al final uno se ríe. Es un místico postmoderno. Habría que leerle más o alejarse de él definitivamente.

Resulta que la lituana aparece y desaparece. Resulta que ha estado apareciendo bastante últimamete. Y resulta que no hay manera de hacerse una idea de qué andaremos haciendo de aquí a dos meses.

No sé qué decir. Sólo intentaba saludar y hablar de un libro. Pido disculpa por esta manera tan accidental. Hoy no es mi día. Postearé algo de vez en cuando. O puede que no postee más. Ya veremos. Voy a dar una vuelta por Arco del Triunfo.

Abrazos.

3 Comments:

Blogger Angel said...

Hola qristob, bienvenido a Los Mundos Pequeños, disfruta del viaje.

Un saludo

7:05 p. m.  
Blogger pepapoder said...

un abrazo qristob.

Bienvenido :-D

1:04 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Suerte y ánimo.

9:04 p. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home