jueves, julio 13, 2006

Forma sobre fondo

En el fino velo de una tímida lluvia me refresco y calmo esta impasibilidad. Todos parecen tan bellos y tan raros en este planeta sin sombras...

La invisibilidad de volúmenes y texturas provoca extrañas impresiones. Las narices se ausentan de sus rostros, respirando el aire de otros planetas tal vez. La belleza tiene un halo de perfección inmaculado., genuinamente irritante.

El caso es que me ando tropezando con todo... no acabo de acostumbrarme. Es curioso cómo llegué a configurar mi visión del mundo, donde las cosas que veo existen y son gracias a la ausencia de otras.

1 Comments:

Blogger yomi said...

Es normal que te tropieces... en el sitio donde te has metido hay demasiada gente.

Me alegra leerte

8:14 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home