viernes, junio 30, 2006

¿Reflejos del interior?

Voy paseando por la cubierta del barco, ya hace tiempo que no me escondo, pero ahora aunque lo intentara, parece que no haya nadie de quien esconderse. Parece que casi todos los pasajeros del barco o están encerrados en sus camarotes o bien en la biblioteca de la Universidad de Tramontaya extasiados leyendo libros o buscando cualquier nota que haya podido olvidar un estudiante en alguna mesa o se le haya caído a alguien de un bolsillo...

Alguien ha dejado un cubo con agua junto al mástil principal, me asomo a olisquear, está lleno de agua y me veo reflejada en ella, pero no veo una cara de gata, veo a una hermosa mujer de pelo castaño. Aparto la mirada para mirar a mi alrededor y compruebo que no hay ninguna persona junto a mí, ni yo me he trasformado nuevamente en persona.
Vuelvo a mirar mi reflejo, sí soy yo, me veo como mujer y soy guapa, nunca había sentido esa sensación frente a mi propio reflejo.

No es que hoy haya tenido un día especialmente bueno, más bien he pasado una mañana extraña vagabundeando y adormilada por los rincones y una tarde un poco aturdida, pero al mirar mi reflejo me siento bien, me gusta lo que veo y me hace sentir bien, no sé de que tipo de reflejo o efecto extraño se tratará, pero hoy no necesito que nadie me diga que estoy guapa porque lo siento yo desde mi interior y puedo dormir feliz.

2 Comments:

Anonymous Anónimo said...

"Ella" de Bebe

10:35 a. m.  
Blogger yomi said...

La verdad es que es cierto, aunque no lo he hecho cosncientemente. Realmente es lo que sentí esa tarde

6:47 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home