martes, julio 18, 2006

Hoy el día está nublado, como yo.
La mayoría de los viajeros miran al cielo con ilusión o con esperanza de que caiga una tremenda tormenta de cerveza, parece que se avecina.
Mi corazón sólo destila lluvia de agua salada que brota de mis ojos.

Para colmo hay quien quiere echarme de mi camarote azul.
Una pastilla de resislencia, por favor.

Mi única esperanza es que después de la tormenta, viene la calma.

2 Comments:

Blogger Angel said...

O q calmes tu a la tormenta ;)

2:37 p. m.  
Blogger yomi said...

Parece que esta tarde a llegó la calma tras la tormenta de esta mañana...
Mañana espero y deseo un día soleado

7:41 p. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home