viernes, enero 12, 2007

Café turco para todos

Varias reflexiones en voz baja para mis compañeros de viaje:
1.- Uno, punto uno para justificar un poco, sólo un poquito, mis aportaciones a este fantástico blog: estoy en un barco. Hoy, como le comentaba a Mel hace unos minutos, en la costa turca. Cargamos contenedores.
2.- Sois unos genios grandes pero a vustro lado soy muy pequeño. Reconozco que a veces me cuesta arrancar rodeado de tantas genialidades y de personas que escriben tan bien.
3.- El mar es triste, solitario, frío y profundo cuando se trabaja aqui. A veces vuestras aventuras también, pero afortunadamente tengo toda la vida, las mareas, las corrientes, y las rutas infinitas para adentrarme en vuestras fosas.
4.- Os leo mucho más que os escribo, pero os aseguro que son tres las cosas que haygo cuando encuentro una maldita conexión: abrir mi correo, escribir a los amigos, abrir este mundo y reirme con Mel. He cambiado la información pura y dura por la verión amable y divertida de sus dibujos.
5.- Gracias por hacerme un hueco en este barco en el que sí quiero estar.
6.- Permitanme cambiar sus cervezas, hacer un inciso, y ofrecerles en un cafetín cercano un amargo café turco. Va por ustedes.

1 Comments:

Anonymous pepapoder said...

hombre por dios!!!

a pesar de la maravilla de degustar un café turco, no se brinda sin alcohol :-D

gracias por los halagos, no los merecen.

2:27 a. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home