viernes, diciembre 22, 2006

Patología de las norias

Se buscará: ieva rusteikaite. Ahora se encontrará, entre las turbulencias de la indexación, en un instante limitado, suficiente, para qué más.

Más key-words: Johh Ashbery, sinedrín, nictitación, Lucio Ochanott, Vilafranca, patología de las norias, etc.

Se buscará posiblemente en invierno. Puede que se busque más tarde y uno sea cuatro meses más feliz.

Se buscará llegado el momento de buscarse entre palabras.

Bernanos, escritor católico. "Reconozco la verdad de una frase por el daño que produce en la boca cuando la pronuncio."

"Hoy he dejado de tener cualquier tipo de opinión sobre lo que sea." (Vila-Matas dixit)

Escribir es fácil. Casi nunca consigue uno escribir lo que hubiera deseado leer. Cuando uno consigue escribir lo que hubiera deseado leer, entonces acaba y dice, "He escrito; de haberlo leído, habría tirado el libro por la ventana sin miramientos". Y ahí está lo verdaderamente importante. Uno imagina un texto como objeto, le seduce la necesaria existencia de ese objeto non-nato, pero a punto. Lo puede imaginar perfectamente, y entonces lo escribe. Como si desde ese momento estuviera plagiando. Pierre Menard de sí mismo.

Ridículo. Decimonónico. Idealizante.

Ahora hablemos de los feriantes prófugos. No, realmente no.

Los feriantes prófugos. Ocupan mi casa desde hace días. Suben al techo y fuman y ahuyentan a las niñas que ejecutan el hulahop. Sus papás se asoman y los miran fumar con no poca negligencia. Nosotros, abajo, sabremos que la patología de las norias los ha traído a nosotros.

Hace un par de semanas tuve una de esas sensaciones pierremenardianas. Ahora no; sencillamente intento que ella, antes o después del secuestro, se busque y se encuentre, o descubra a quien la lleve y la traiga, felizmente, en un momento que podemos acotar y que no será demasiado importante aunque sea lo único que tengamos.

Porque parecíamos importantes, resulta que ahora hemos conservado, según qué centrales hidroeléctricas, algún tipo de apremio, pero más salvajemente.

Prometo abandonar los prólogos. Estoy bien, no me quejo, no paro de quejarme, no le pongo pegas, no me callo nunca, no suelto prenda, el cielo es azul, hay naranjas de un tipo o de otro, los alumnos salen a dibujar a la plaza por permiso expreso del director, aforo limitado, me pides que te viole, cierras el paso, y me lo pides hasta rozar el insulto, el camino a casa, procuro indexarte para que te busques, el desfibrilador y los patinadores en un Vilnius nevado.

Me largo. Un abrazo a todos.

Bon Nadal!

1 Comments:

Blogger pepapoder said...

Feliz navidad!!

11:27 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home