domingo, marzo 19, 2006

"Atenchion plis...

Love is in the air".

Leo este mensaje que aparece en una gran pantalla cuya función parece ser la de marcar la temperatura actual, así como el nivel de polución existente en ese momento en el planeta de la primavera adelantada.

Sólo por curiosidad, me apetecía sentir esa sensación dulce y amorosa, por lo que decidí descender del barco... claro, siempre detrás de Erika, por si acaso. Canturreo una vieja canción infantil para meterme en situación. Y fue entonces cuando noté algo extraño:

- Las ni-ñaaas booo-nitas no pa-gaaan diiii-nero... Erika, ¿qué es ese olor como a pollo frito?

- Oh... ¡mierda! ¡Malditas feromonas! Pepa, corre antes de que sea demasiado tarde. ¡Nos han tendido una trampa para esclavizarnos de por vida a este planeta!

Me coge del brazo y echamos a correr, mientras oímos zumbidos olorosos sobre nuestras cabezas. Erika me protege con sus brazos y, jadeantes y exhaustas, nos escondemos bajo las raíces de un viejo árbol esperando a que pase la marabunta erótica.

- Tranquila Pepa, mientras estés a mi lado nada te sucederá.

- Pero Erika, yo empiezo a notar un pellizco en el ombligo... ¿Tú no notas nada?

- No, gracias al cielo me caí de pequeña en una marmita de feromonas. Ya no siento ni padezco. Una pena. Pero existo y me va bien, qué carajo.

Pasado el zumbido, salimos corriendo, volvemos al barco. Izamos las velas.

Vamos a zarpar.

2 Comments:

Anonymous Anónimo said...

que prisas por salir del planeta de las feromonas, digo de "la primavera adelantada" ;·)

9:32 a. m.  
Blogger pepapoder said...

nosajodío... si no, no salgo

9:48 p. m.  

Publicar un comentario

<< Home