miércoles, mayo 24, 2006

E Quirón.

Transcripción de una antiquísima estela, en la entrada de uno de los manantiales subterráneos de aguas termales del planeta Equis.




Cuando llegué al llano, tuve que tomar una decisión; ir al valle o a la montaña.
Como me sentí perdido, decidí subir la montaña.
Como estaba desolado, evité el valle.

He venido con el corazón lleno de un secreto; lo único necesario, lo que la vida quería de mí.

He venido con un secreto que se puede susurrar, en una conversación, en el fuego de la intimidad.
No tengo más habilidad.

Antes no sabia lo que era,
no sabia que era una cura.
Ahora soy sanador y farmacéutico. Veo el remedio en el centro de tu alma.
Es lo único que has traído,
lo único que necesitabas tú y nosotros,
lo único que nos llevaremos.

Mi remedio es poco solicitado, porque la enfermedad es curiosa; adormece a los enfermos.
Lo entiendo...
¿Porqué iba a querer un enfermo despertar a su sufrimiento?

A veces lo hacen, y vienen a mí.

Quizás tu tengas una cura mejor, quizás encuentres la manera de sanarlos aun en su sueño.
Pero alguien que sueña que no está enfermo, sino solo ajetreado... ¿Por qué iba a querer ser curado?

Quizás yo sea el enfermo demente, que ve una herida monstruosa, donde solo hay devenir.
Por fortuna, mi remedio, mi elixir, también alivia mi propio mal, como el sueño alivia la conciencia del sufrimiento.

Si ves una herida... ¿No intentas sanarla?
Es verdad que a veces apartamos la vista.

Mi vida es muy miserable... de hecho voy camino de la muerte, como un suicida.
Tampoco antes sabia esto.
Que extraña paradoja... un sanador suicida.
A veces esta certidumbre me provoca una sonrisa torcida.

¿Por qué es así?
Porque mi remedio es poco solicitado, y además, cuando es probado, es definitivo;
Despierta y cura a los pacientes en un mundo lleno de durmientes que no quieren despertar,
y el recuerdo de semejante visión, jamás se borra del todo de la conciencia,
es una herida sobre otra herida.

Es claro... Soy un pésimo sanador... cambio una enfermedad por otra:
“Su medicina era más amarga que mi enfermedad”
“Cambió mi sueño inquieto, por una pesadilla”
Estas frases serán mi epitafio.

Pero como he dicho antes, mi remedio también me cura;
ha hecho de mi muerte algo deseable, de mi decadencia un hermoso otoño.

De hecho, cada día, mis ojos distinguen peor este mundo del otro... a este paso, no seré consciente de mi muerte, entraré en ella como quien entra en un sueño sin saber que sueña... como un bebe en los brazos de su madre, como cualquiera de mis pacientes.
Debe ser así, porque mi peregrinaje cada vez es más dulce, menos amargo.
Como una hermosa puesta de sol que parece eterna.

Ahora bajo tranquilo de las montañas,
subo tranquilo desde los valles,
camino despreocupado por las llanuras.

¿Habré muerto ya?

8 Comments:

Blogger yomi said...

muy bonito

11:04 a. m.  
Blogger yomi said...

Se que estoy enferma ¿tengo miedo a curarme?
Las pesadillas ya me asaltan casi cada noche ¿estoy ya en el proceso de cura?

El miedo a sumergirme en las aguas de este manantial termal me asalta nada más asomarme a sus cristalinas aguas.

11:05 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

Tienes miedo ....
Avanza, no tengas miedo, te has quedado sentada en el camino con miedo a levantarte.
Levántate, respira, y ve dando pasos hacia delante, cortos pero ve avanzando en tu camino

7:33 p. m.  
Blogger yomi said...

Trato de avanzar hacia el manantial de luz pero no puedo ¿estará demasiado frio, o acaso podría quemarme?
De cualquier forma algo me retiene, me impide avanzar. Estoy atada, una cuerda ivisible me sostiene y no me permite avanzar.
Tampoco se si quiero seguir atada o tirar un poco más hasta que la cuerda ceda o se rompa.
¿esa cuerda es del mismo miedo o es algo más fuerte?

12:27 p. m.  
Anonymous Anónimo said...

.... es miedo

corta la cuerda que has creado tu .... y no tengas miedo a avanzar

11:32 p. m.  
Blogger yomi said...

me dices que no tenga miedo a avanzar...
y tu lo tienes a revelar tu identidad

11:58 a. m.  
Anonymous Anónimo said...

No creia necesario darte mi identidad ... solo es importante el mensaje.

Sigue dando pasos hacia delante, aunque te quedes parada en el camino, lo imporante es no retroceder, aunque te quedes parada.
No retrocedas, y si caes, que ese impulso te haga levantarte

4:59 p. m.  
Blogger yomi said...

Te diré que no he cortado la cuerda pero la he desatado, parece que me siento más aliviada. Estoy manteniendo el equilibrio, no se si caeré de boca o me mantenddré erguida, pero me levantaré!

Gracias.

9:30 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home