viernes, mayo 12, 2006

TherapiaX

- Enfermeras, preparen al señor Altaír. Vamos a darle un paseo.

Esto fue lo que escuché desde la profundidad de mi sueño, luego recuperé la sensacion de manos cuidadoras y cuidadosas, que manejaban mi pesada inercia con destreza antigravitatoria. Recuperé la visión primero durante un instante para verme instalado en una silla levitadora, con mi cabeza ligeramente ladeada, y mis labios babeantes, y mi mirada indagando el vacío... Luego me volví a ver a mi mismo y a mi asistente en una amplia plaza. La enfermera, queriendo conjurar mi sueño empieza a relatarme con sonsonete de guia turística:

- Nos encontramos en el planeta X, señor Altaír. Un planeta singular por su ausencia de sombras y de vida antropomorfa... Aunque como puede ver, es evidente que podría ser perfectamente
habitado... Curioso... ¿No le parece?

Se toma una pausa, para dar unos pasos alrededor de mi, como si quisiera explorar por mi, porque me da la sensación de que ella ya conoce el lugar. Lentamente vuelve a mi lado y continua su relato.

- Aunque no esta claro del todo, los planetólogos creen que la ausencia de sombras se debe a una especial cualidad reflectora de su atmósfera, combinada con características especiales en el espectro luminoso de su sol. Personalmente esto es lo que más me fascina... Observe...

Veo como se coloca delante de mi y hace un gesto con sus manos, uniéndolas y ahuecandolas como si hubiera atrapado algo vivo, pequeño y huidizo en ellas... Me observa con una sonrisa divertida y acerca sus manos a mi rostro, muy cerca de mis ojos físicos. Con intensidad pienso:" ¡Estoy aquí arriba!" pero no deja de concentrarse en mi cuerpo laxo...

-¿Preparado? - Súbitamente abre las manos...¡ y de ellas escapa un destello!

-¿Lo ha visto? Vale... ¡Puedo repetirlo!

Ceremoniosamente, con maneras de ilusionista, vuelve a ahuecar las manos, y a soltar esa extraña luz enfrente de mis ojos sin parpadeos... o no.

- ¡Vaya! ¡Un parpadeo!... Lo tomaré como un: ¡¡ooooooooohhhhh!!. - Mirando con embelesamiento alrededor de la plaza sigue hablando - ¿No es increíble? Luz fluida, luz transportable, entrando y conquistando todos los huecos... ¡Fijese en mi boca!- Rápidamente se agacha un poco delante de mi y me enseña todos sus empastes... y un paladar sutilmente iluminado. - ¿A que parece que me he tragado una linterna?.

2 Comments:

Blogger Altair said...

Pepapoderes... le dedico esta entradita y muchos besos¡

11:05 a. m.  
Blogger pepapoder said...

muchos besos a ti...

y a toda tu luz.

8:07 p. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home