jueves, mayo 11, 2006

Quizás

Hay días que el fuego del corazón aviva sus llamas cuando menos te lo esperas.
Si en uno de esos días se te ocurre presionar ligeramente entre los huecos de las costillas, ese fuego sube derritiendo lentamente el hielo que recubre el cerebro intentando verterse poco a poco por los ojos.

Quizás esa llama no debía quemar tanto.
Quizás ese hielo no debiera estar allí.
Quizás...
Quizás no debería plantearme todas estas cuestiones.
Quizás las cosas no tengan que ser como “deberían” ser.

No venimos con manual de instrucciones.

5 Comments:

Blogger Erika K. said...

"No venimos con manual de instrucciones."

... y mucho menos los gatos ;-)

Precioso.

1:46 p. m.  
Blogger Angel said...

Muchacha... esto es... PRECIOSO!! Mil besos

10:54 a. m.  
Blogger yomi said...

Muchas gracias por vuestros ánimos a la hora de escribir.
La verdad es que me corto bastante, que yo soy de ciencias y técnicas.
Pero con vuestro apoyo me estoy sorprendiendo a mi misma

Lo del manual de instrucciones es "robado" supongo que el autor me perdonará

10:02 p. m.  
Anonymous Daniel Ballesteros said...

¡Intenso! ¡Muy intenso! No se puede escribir algo así, si no se tiene cierta pasión interior. ¡No lo dudes! Sigue creando imágenes como esta aunque sólo sea para tí misma.

Un saludo.

4:44 p. m.  
Blogger yomi said...

gracias, lo seguire intentando :·)

11:07 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home