miércoles, agosto 09, 2006

Seamos "civilizados"

Seis días en Catania. Al principio creí que era un regalo del capitán por sus cuarenta tacos en la mar. Pero no, el detalle debo agradecérselo a la naviera, o puestos a agradecer, a Israel por sus ataques contra el Líbano, o si sigo rascando al final todo es gracias, como casi siempre, a la "grandeza" del ser humano.
Inicialmente hasta Turquía del tirón, pero debo reconocer que me olió mal cruzarnos con tantos barcos de guerra...americanos para más señas y de suministros franceses. Todo esto varios días antes de..OOOOh, sorpresa!...comienzan los bombardeos. Estados Unidos lo sabía y probablemente toda la OTAN y Europa. Lo he visto una y mil veces: mientras el mundo civilizado se queda perplejo por los inicios bélicos nosotros ya llevábamos semanas viendo cómo nos adelantaban las fragatas, los helicópteros, los aviones de carga y cómo nos cambiaban las rutas u obligaban a quedar quietecitos en puerto. Los periodistas podrían informar mejor si en vez de mirar sus propios ombligos se acercaran a los puertos a observar.
Días despúes comenzó la invasión, la guerra, los ataques preventivos o como más os guste llamarle. Líbano es un país amable, uno de los pocos reductos árabes de verdad donde la hospitalidad es un ingrediente excepcional. Y bueno, mientras medio Mediterráneo chapotea en sus aguas, hace castillos de arena en sus orillas y apesta todo a bronceador justo enfrente se bombardean y matan. La vida es asi. Y en un verano plácido-vacacional (con un calor que mata) hay quien se espanta porque un misil mata a 50 niños...ooooh Dios, hay que ver lo malas que se han vuelto las guerras. Demos un par de día de respiro a esos pobres ciudadanos de Beirut, abramos un pasillito de seguridad para llevarle sus bocadillitos y sus pastas de almendra, protestemos (energicamente, que queda mu bonito en papel) por tanta barbarie...en fin, seguro que los millones de lagartijas que están bronceando sus palmitos a pie de chiringito están en un sinvivir con tanto desalmado que no sabe dónde apuntar su tanque.
Más gente muere en la mar cada día queriendo alcanzar sus sueños...y en accidentes de tráfico...y en el Congo...y en Ruanda...y con las ablaciones en Egipto...y en Perú por las enfermedades en los recién nacidos...
Y encima Castro se pone malito...desde luego hay que ver cómo está el mundo, así no se puede trabajar!!!
Queridos marineros: una ronda de cerveza para todos...invito yo.

2 Comments:

Blogger MEL said...

Y luego queda como que las guerras empiezan "derrepente". Con el asesinato de un príncipe en Sarajevo... Con el secuestro de unos soldados... Por hospedar terroristas...

Lo había leido muchas veces. Pero es la primera vez que alguien me lo cuenta de primera mano.

Un saludo.

5:50 p. m.  
Blogger Erika K. said...

El mundo es cruel desde tu barco y sin embargo continuas navegando, el mundo es cruel en tierra y continuamos caminando.

Espero que la próxima vez nos brindes algún mundo pequeño.

9:45 a. m.  

Publicar un comentario

<< Home